La administración Trump y la Guerra Comercial

23/07/18. Las tensiones existentes entre Estados Unidos y China surgidas del gran desequilibro de la balanza comercial del país, que junto a la administración Trump, han provocado que la guerra comercial esté más presente que nunca.

El corazón del problema se encuentra en el voluminoso déficit comercial bilateral de Estados Unidos con China, con un importe superior a los 375.000 millones de dólares y las afirmaciones por parte de U.S.A. respecto al robo masivo de tecnología, es decir, de propiedad intelectual, que ha ido efectuando China a lo largo del tiempo.

Dicho conflicto se materializa el 8 de marzo de 2018, cuando Estados Unidos fija un impuesto adicional a todas las importaciones de acero y aluminio, acto que generó una gran indignación por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC), más concretamente en China y la Unión Europea. No obstante, tras la reacción global, Trump suspendió la aplicación de estas políticas arancelarias sobre importaciones de otros países norteamericanos y Europa. El 22 de marzo, Trump solicita una propuesta arancelaria sobre productos chinos, a lo que el gobierno de Pekín respondió estableciendo aranceles sobre 128 productos estadounidenses.

fondo de maniobra interpretacion

Información obtenida de (datosmacro.com).

El viceministro de comercio de China, Wang Shouwen, exige que U.S.A. elimine los aranceles para allanar el camino hacia nuevas negociaciones. La gran potencia asiática afirma que no titubeará a la hora de tomar represalias para defender sus intereses.

Reconocidos economistas afirman que las medidas arancelarias que Trump está efectuando no contienen una evidencia sólida que confirme que pueden reactivar la industria manufacturera del país, más bien, el efecto puede llegar a ser contraproducente, puesto que, si se elevan los precios de los bienes importados, empresas que necesitan materias primas y bienes intermedios procedentes del exterior para producir, ven un aumento de sus costes de producción, lo que hace disminuir su competitividad. Además, los países afectados responden con la misma moneda, encareciendo el coste de las exportaciones estadounidenses, desatándose una vorágine proteccionista que merma el crecimiento económico global.

Un ejemplo de las incongruencias producidas por la política arancelaria de Trump, es la situación de Harley Davidson, empresa cuyos costos después de la reforma, se han incrementado en 2.000 dólares por motocicleta, por lo que se plantea trasladar su producción fuera del país para poder seguir siendo competitiva en un mercado cada vez más exigente.

En julio de 2018, Estados Unidos a implantado aranceles del 25% sobre productos importados de China por valor de 50.000 millones de dólares, sumando a los aranceles al metal ya impuestos. Estas medidas parece que no van a cesar, sino que se van a ir endureciendo aún más.

Para concluir, cabe destacar el gran déficit comercial estadounidense, que pese a ser un factor negativo para la economía del país , puede convertirse en una ventaja en la guerra comercial, puesto que las medidas arancelarias que imponen otras potencias tendrán un efecto menor en Estados Unidos, ya que no existen las suficientes exportaciones para que las penalizaciones impuestas impacten de una manera tan agresiva en la economía estadounidense. El futuro se presenta incierto, y las grandes potencias comienzan a mover ficha en un nuevo panorama económico iniciado por Trump.

Resumen
La administración Trump y la Guerra Comercial
Nombre del artículo
La administración Trump y la Guerra Comercial
Descripción
23/07/18. Las tensiones existentes entre Estados Unidos y China surgidas del gran desequilibro de la balanza comercial del país, que junto a la administración Trump, han provocado que la guerra comercial esté más presente que nunca.
Autor