Interpretando el Fondo de Maniobra

Cualquier empresa se compone de dos estructuras interrelacionadas: la estructura de inversión y la de financiación. Existe un equilibrio entre ambas estructuras cuando la empresa es capaz de satisfacer todas sus obligaciones financieras sin la necesidad de alterar su funcionamiento o reducir su rentabilidad. Esta situación se produce cuando el activo no corriente (ej. Maquinaria) se financia con recursos financieros a largo plazo (ej. Préstamos l.p), y cuando el activo corriente (ej. Mercaderías) se financia con deudas a corto plazo (ej. Deudas con proveedores c.p), de tal manera que existe una adecuación entre el momento en que dichos activos se tornan líquidos y la exigibilidad de las deudas.

analisis fundamental fondo de maniobra

Las deudas a corto plazo nunca deben financiar las inversiones en activo no corriente. En este caso la empresa se vería condenada a renovar continuamente sus créditos, lo que podría provocar situaciones de suspensión de pagos.

Los recursos financieros a largo plazo deben financiar el activo no corriente y parte del activo corriente. La parte de estos recursos destinada a financiar el activo corriente se conoce como fondo de maniobra, el cual se considera como un fondo de previsión para poder hacer frente a las discontinuidades que pueden presentarse en el ciclo de explotación de la empresa, en otras palabras, cuantifica la cantidad de liquidez que tendría la empresa después de pagar sus deudas más próximas, la cual podría emplear libremente para hacer frente a cualquier tipo de oportunidad o amenaza que pueda presentarse en un futuro inmediato.

Interpretación del fondo de maniobra de una empresa

El fondo de maniobra es igual a la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente. Se trata de un valor que nos indica la solvencia financiera de la empresa y se emplea como una medida de equilibrio financiero a largo plazo.

El tamaño de este fondo no es común a todas las empresas y su valor dependerá de las características de esta, del sector, o incluso de la situación general de la economía. Lo que se puede afirmar es que, para la mayor parte de compañías, el mantenimiento de forma continuada de un fondo de maniobra negativo sitúa a la empresa en una situación de desequilibrio financiero que puede llegar a provocar una futura suspensión de pagos.

No obstante, un fondo de maniobra excesivo supone un incremento notable del coste de oportunidad, perdiendo ocasiones de rentabilizar su capital.

Cabe recalcar que existen una serie de sectores y/o empresas cuya naturaleza implica poseer un fondo de maniobra negativo, como por ejemplo el sector de la alimentación, donde el cobro a clientes es al contado y el pago a proveedores suele ser a noventa días, actuación que les permite seguir funcionando con un alto volumen de existencias y poca liquidez.

RESUMEN DE LA INTERPRETACIÓN DEL FONDO DE MANIOBRA:

  • FM > 0: El fondo de maniobra positivo implica que la empresa tiene la capacidad de hacer frente a sus compromisos de pago más próximos.
  • FM < 0: El fondo de maniobra negativo supone que la empresa no es capaz de asumir la totalidad de sus deudas a corto plazo, y que por tanto no posee liquidez.
  • FM = 0: El fondo de maniobra nulo muestra el hecho de que la empresa se arriesga a quedarse sin liquidez si no se cumplen las previsiones de cobros a corto plazo.
Resumen
Interpretación del Fondo de Maniobra de una empresa
Nombre del artículo
Interpretación del Fondo de Maniobra de una empresa
Descripción
Cualquier empresa se compone de dos estructuras interrelacionadas: la estructura de inversión y la de financiación. Existe un equilibrio entre ambas estructuras cuando la empresa es capaz de satisfacer todas sus obligaciones financieras sin la necesidad de alterar su funcionamiento o reducir su rentabilidad. Esta situación se produce cuando el activo no corriente (ej. Maquinaria) se financia con recursos financieros a largo plazo (ej. Préstamos l.p), y cuando el activo corriente (ej. Mercaderías) se financia con deudas a corto plazo (ej. Deudas con proveedores c.p), de tal manera que existe una adecuación entre el momento en que dichos activos se tornan líquidos y la exigibilidad de las deudas.
Autor